En la era del Internet y conectividad rápida, uno de los mayores problemas al que se enfrentan los propietarios de los sitios Web es la de pérdida de datos.

Un ciberataque o un error humano pueden provocar la pérdida parcial o total de páginas o incluso de todo el sitio.

Debido a que teníamos clientes que se enfrentaron a este tipo de problema y nos pidió ayuda, escribimos un artículo sobre cómo recuperar sus datos de las páginas web perdidas.

1. Recuperación de datos a través de Web Archive

Web Archive es una librería digital en línea que periódicamente “captura” sitios web con “web crawlers (rastreadores web)”. La misión de la biblioteca es preservar y mantener tanto como sea posible los sitios web públicos en Internet.

Paso 1. Ve a la página Web Archive e ingresa la url del sitio que te interesa.

 

Paso 2. Selecciona la fecha más reciente y accede a esta versión del sitio web.

 

Ventajas: Puedes ver tanto el contenido de texto de las páginas como las imágenes en las páginas del sitio web.
La navegación es fácil y puedes acceder a todas las páginas del sitio.

Desventajas: Las capturas solo se realizan de vez en cuando y la variante de sitio web deseada puede ser antigua y obsoleta.

2. Recuperar datos a través de Google Cached

Una de las funciones más potentes del motor de búsqueda es la posibilidad de ver versiones anteriores de una página web. Google mostrará la última versión del sitio que visitó e indexó mediante rastreos.

Este método es complementario a la versión de Web Archive y solo se pueden ver las páginas almacenadas en caché (la versión “guardada” de Google).

Paso 1. Acceda a google.com y busque “site: sitiodeseado”

 

Paso 2. Selecciona la versión en caché del sitio

 

Ventajas: Se pueden recuperar las páginas indexadas de Google con el mayor valor para SEO. El contenido de texto se puede copiar muy fácilmente

Desventajas: Solo el contenido de las páginas que se han indexado se puede recuperar y las imágenes utilizadas en las páginas del sitio web pueden no mostrarse en esta versión en caché.

Avisamos a todos los propietarios de los sitios web a realizar copias de seguridad periódicas en la nube, así como a nivel local, para limitar la posible pérdida de datos.